¿Qué mantenimiento necesita un coche eléctrico? Coches de Ocasión en Madrid | Coches segunda mano | DriveOn | Alphabet
chat
Contacto

¿Qué mantenimiento necesita un coche eléctrico?

¿Sabes qué mantenimiento necesita un coche eléctrico? Entra y descubre los mejores consejos acerca del mantenimiento de los vehículos eléctricos.
¿Qué mantenimiento necesita un coche eléctrico? | DriveOn
¿Qué mantenimiento necesita un coche eléctrico? | DriveOn
mié, may 12, 2021
DriveOn

Una de las grandes ventajas que pueden decantar la balanza ante un posible comprador que tiene que decidir entre un coche eléctrico y uno de gasolina es el mantenimiento y su coste.

Pese a que hay elementos que se tienen que revisar con la misma asiduidad en ambos tipos de vehículos, el mantenimiento de un coche eléctrico es más barato porque hay menos piezas.

¿Cuál es la diferencia entre un coche eléctrico y uno de gasolina?

En un motor eléctrico se usan imanes permanentes o propulsores de inducción, simplificando sus elementos a un eje, un rotor, un sistema de bobinado, escobillas, cojinete y estator. Al ser todo piezas fijas, salvo el rotor, el desgaste es nulo.

Un motor de combustión tiene cerca de 30.000 piezas, siendo un gran número de éstas móviles y, por tanto, susceptibles de romperse o agotar su vida útil. Piezas como el sistema de correas o las bujías.

¿Cuánto se ahorra con un coche eléctrico?

Hay diferentes estudios y compañías que arrojan sus propios informes y cifras sobre este supuesto. De media, se estima que el ahorro en el mantenimiento de los vehículos eléctricos es de hasta un 25% respecto al de uno de combustión.

Eso, por supuesto, siendo el mantenimiento de los coches eléctricos el foco de este post, ya que hay más opciones para ahorrar con estos vehículos: ventajas a la hora de aparcar, beneficios fiscales, subvenciones, ahorro a la hora de repostar, etc.

Coche eléctrico vs coche de combustible

Para sintetizar el punto anterior, aquí dejamos la lista de piezas o conjunto de piezas que comparten y los que no.

Elementos que NO comparten:

Para empezar, los que te ahorrarás en el mantenimiento de tu coche eléctrico si lo adquieres:

  • Embrague
  • Combustible
  • Tubo de escape
  • Bujías
  • Precalentadores
  • Filtro de aire
  • Aceite de motor y su filtro
  • Correa de distribución

Elementos que SÍ comparten:

Además, la lista de piezas que, independientemente del tipo de vehículo que poseas, sí tienes que revisar periódicamente:

  • Neumáticos
  • Batería
  • Amortiguadores
  • Aislamientos
  • Pastillas de freno
  • Escobillas del limpiaparabrisas
  • Líquido de frenos
  • Dirección
  • Discos de freno
  • Filtro del habitáculo
  • Líquido refrigerante

Elementos que optimizan su rendimiento

Un elemento móvil que sufre mucho menos en eléctricos que de combustión son los neumáticos. Pese a su peso, que es superior, los vehículos eléctricos cuentan con un par total en todo momento, ofreciendo una entrega mucho más lineal. Esto hace que rebaje su desgaste.

Por otra parte, los coches eléctricos cuentan con un sistema de frenada regenerativa. Esto significa que, al levantar el pie del acelerador, la velocidad se reduce de forma más pronunciada, ahorrando en uso de pastillas de freno o discos.

Piezas que presentan mayor desgaste

Como en todo, no puede haber sólo ventajas. En el mantenimiento de un coche eléctrico hay que tener en cuenta ciertos elementos que tienen un nivel de uso más alto que en sus homólogos de combustión.

Al tener un peso mayor que un coche medio de combustión, la amortiguación sufre más y disminuye su vida útil, siendo necesario su cambio en un menor espacio de tiempo.

El sistema de refrigeración tiene que mantener la temperatura en el motor, batería y cargador, por lo que su sustitución es más temprana respecto a los vehículos tradicionales.

Además, cuentan con dos baterías, una que comparte con los coches térmicos (de combustión) y la que se usa para propulsar el vehículo, la batería de tracción. Ésta es uno de los elementos más caros del vehículo.

¿Entonces, qué pasa con la batería?

Este elemento, pese a haberlo dejado para el final, es la principal diferencia con un modelo de combustión. Sin entrar a valorar la autonomía con la que cuenta o que los nuevos modelos cuentan con más vida útil (entre 160.000 y 200.000 kms), este elemento es el más caro en este tipo de vehículos.

Una opción que dan muchos fabricantes a la hora de comprar sus vehículos es la de alquilar la batería, rebajando el precio del coche eléctrico. Por ejemplo, Renault ofrece una garantía ilimitada en sus baterías eléctricas a cambio de una cuota mensual. Con este sistema, si hay algún fallo o disminución del 75% de su capacidad, la casa lo cambia sin coste adicional.