La crisis de los microchips y los vehículos de ocasión Coches de Ocasión en Madrid | Coches segunda mano | DriveOn | Alphabet
chat
Contacto

La crisis de los microchips y los vehículos de ocasión

La crisis de los microchips y el mercado automovilístico
La crisis de los microchips y el mercado automovilístico
ene 20, 2022
Redacción DriveOn

La crisis de los microchips: una razón más para comprar un coche de ocasión

Desde teléfonos móviles y aviones hasta cepillos de dientes eléctricos y por supuestos, los vehículos… Seguramente ya lo habrás escuchado, quizá te ha llegado a través de una televisión que buscas pero que no vuelven a reponer, o puede que por la tan deseada PlayStation 5 que parece que nadie es capaz de encontrar. Así es, la producción de millones de aparatos electrónicos está en crisis.

Cualquier dispositivo con alguna aplicación inteligente está sufriendo la escasez mundial de microchips. Pero, ¿cómo hemos llegado hasta esta situación? ¿Por qué faltan los microchips? ¿Hasta cuándo se va a mantener este desabastecimiento? Y quizá la pregunta que más te interesa resolver, ¿cuáles son las consecuencias para los consumidores?

Hay un enorme retraso en la producción de multitud de dispositivos electrónicos a nivel mundial. Para hacernos una idea, hasta el mismísimo Apple está teniendo problemas para hacer llegar su último modelo, el iPhone 13, a los puntos de ventas, y es que desde Silicon Valley afirman que de la producción de los 90 millones de dispositivos prevista para el último trimestre del año se reducirá a tan solo 10 millones por este retraso en el suministro de sus componentes.

Pocos se libran

Los microchips están en casi todos los componentes electrónicos que nos rodean, ¡incluso hasta los pasaportes electrónicos! Pero sin duda, la más afectada por la conocida “crisis de los microchips” es la industria automovilística. Para hacernos a la idea, se estima que los fabricantes de automóviles de todo el mundo dejarán de ingresar este año alrededor de 100 mil millones de Euros por esta crisis.

Pero como en todas las crisis, no solo las empresas se ven afectadas, sino que los consumidores también. Debido a la gran demanda de microchips, los fabricantes de estos cobran más por ellos produciendo un efecto en cadena, pues los dispositivos que utilizan estos microchips se encarecen u ofrecen menor calidad o servicio por el mismo coste… Es la regla general, cuando suena la palabra ‘crisis’ nadie se salva.

¿Por qué nos encontramos en esta situación?

Y ahora la pregunta del millón, ¿cómo hemos llegado a esta situación? Pues como casi todas las “preguntas del millón”, no hay una única respuesta. Pero, sin embargo, hay una más clara que el resto, y esta es la pandemia. En todo el mundo, las fábricas tuvieron que cerrar para frenar el avance del virus a principios de año. Simultáneamente, debido a las restricciones y sobre todo al confinamiento, la demanda de nuevos ordenadores, tablets y videoconsolas se disparó en todo el mundo. Así que, si a una menor producción le sumamos una mayor demanda, el resultado es el desabastecimiento.

Llegados a este punto, aunque quizá debíamos haber comenzado por ahí, ¿qué es exactamente un microchip? Es un conjunto de circuitos electrónicos sobre una superficie de silicio. El silicio es un material semi-conductor, y mezclado con otros materiales puede ser más o menos conductor según nos interese, y en resumidas cuentas, esto permite encender o apagar una corriente eléctrica. A partir de ahí, sus funcionalidades son infinitas, pero imprescindibles para que cualquier dispositivo electrónico pueda funcionar.

Futuro próximo

Lamentablemente, la crisis parece agravarse, y los nuevos brotes están afectando de nuevo a los fabricantes. Ahora mismo, llegados a este punto, ya nadie sabe cuándo se va a resolver de una vez por todas con este desabastecimiento. De lo único que están seguros los expertos es que esta ‘crisis del microchip’ se va a alargar al menos durante todo el año 2022. Lo que te puede afectar directamente si estás pensando en comprarte un coche.

En España diversas fábricas de automóviles por todo el territorio pararon su producción durante los primeros meses del año; lo que se traduce en tiempos de espera más largos para adquirir un coche nuevo y además la falta de recambios de algunos de sus componentes electrónicos. Esta paralización de las cadenas de producción hizo que los nuevos coches no llegaran a sus concesionarios, incrementando en meses el tiempo de espera de sus clientes.

Siempre hay una solución

Y para esta crisis que parece que va a acompañarnos durante todo el próximo año, en DriveOn tenemos una hay una alternativa sólida, ahora más que nunca: comprar un coche de ocasión. En nuestros concesionarios de segunda mano disponemos de más de 400 vehículos de ocasión, coches de segunda mano acondicionados, con poco tiempo y muy pocos kilómetros. Sin esperas ni incertidumbre, el coche que quieras en pocos días es tuyo. Además, si lo deseas, te lo llevamos hasta la puerta de tu casa o donde lo que necesites. 

En DriveOn, todos nuestros coches provienen de la flota de renting de Alphabet, la plataforma de renting del Grupo BMW. Hablamos de vehículos que desde el minuto uno han tenido siempre su mantenimiento exclusivamente en talleres homologados por Alphabet. Esto nos permite ofrecerte el historial completo de cada coche, sin excepciones. Además, te garantizamos que ningún vehículo ha sufrido una avería recurrente ni daños estructurales. Y por si fuera poco, cada vehículo ofertado en DriveOn, ha pasado una revisión de más de 100 puntos de control.

Aun así, aunque puedes venir a cualquiera de nuestros concesionarios a probar el coche que desees, y para tu total tranquilidad, te ofrecemos una garantía de devolución de 30 días o 1.000 km sin ningún comprimo, aunque puedes doblarlo a 60 días o 2.000 km si adquieres tu vehículo 100% online. Y por su puesto, aceptamos tu antiguo vehículo como parte de pago. ¿Todavía necesitas más razones para comprar tu coche de ocasión con nosotros?

Si la respuesta es sí, entonces pásate por nuestra web https://www.driveon.es/buscador y encontrarás más de 400 buenas razones para ello.