Gasolineras low-cost y cómo ahorrar en combustible Coches de Ocasión en Madrid | Coches segunda mano | DriveOn | Alphabet
chat
Contacto

Gasolineras low-cost y cómo ahorrar en combustible

Gasolineras low-cost y ahorro de combustible
Gasolineras low-cost y ahorro de combustible
may 27, 2022
Redacción DriveOn

Reducir tu gasto es sencillo si sigues algunos consejos

El otro día hablábamos de las mejores apps para conductores, y entre ellas seleccionamos una llamada ‘Gasolineras de España’, capaz de indicarte qué gasolinera es la más cercana o la que más te conviene en tu ruta, pero entre sus posibilidades también estaba la de indicarnos la gasolinera más económica para llenar tu depósito. Y precisamente este es el asunto que nos concierne hoy en nuestro blog, y más concretamente, el auge de las ya populares gasolineras low-cost y otras formas de ahorrar en nuestro consumo.

Cada vez son más los conductores que se sitúan en las colas de las gasolineras low-cost debido principalmente a la subida del precio del combustible. Claramente, los hábitos de consumo en nuestras ciudades y carreteras están cambiando y se está empezando a valorar el precio por encima del servicio y prestaciones que una estación de servicio puede llegar a ofrecer.

Según un estudio publicado recientemente por la Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU), la diferencia de precio entre los combustibles más caros y más baratos en nuestro país ronda el 20%. Y es que en una época con el récord histórico en precios en nuestro país, esta evidente posibilidad de ahorro tira mucho a todo tipo de consumidores.


El mito, ¿es cierto que la gasolina de estas gasolineras es de peor calidad?

Se trata de una leyenda urbana que crece junto a la expansión de este tipo de gasolineras. Pero, ¿realmente ofrecen una gasolina de peor calidad? En pocas palabras, la respuesta es no, y tiene una explicación bien sencilla. Hay una sola compañía en España autorizada para distribuir el combustible en las refinerías llamada CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos). Y CLH ofrece la misma materia prima tanto a las estaciones ‘low-cost' como a las tradicionales, por lo que la base de ambos carburantes es la misma.

Lo que sí que es cierto es que tradicionalmente las estaciones de servicio siempre han buscado diferenciarse de la competencia con la calidad de su combustible. Para ello, han utilizado y utilizan diferentes aditivos con diferentes objetivos, como producir menos espuma en el llenado para hacerlo más eficiente, mejorar la combustión en los motores diésel o limpiar los inyectores en los motores de gasolina. Por lo que esta podría ser una de las razones que justifiquen un mayor precio en sus combustibles.

Pero la realidad es que la gran diferencia de precios se debe a otras razones como la carencia de personal y la obligatoriedad del autoservicio, la falta de tienda, aseos y otros servicios como el hinchado de neumáticos, y también en gran parte debido a su localización, ya que normalmente se encuentran en zonas industriales apartadas de los núcleos urbanos.

 

También puedes pasarte a la conducción low-cost

No solo eligiendo la gasolinera adecuada ahorramos en costes, sino también en la conducción y en cada una de las decisiones que giran en torno a tu movilidad. Aquí te dejamos ocho consejos para contrarrestar el encarecimiento del precio de la gasolina:

 

1. Mejor no llenar el depósito

Se trata de encontrar el equilibrio perfecto entre la cantidad de gasolina que transportamos en el depósito y los trayectos que queremos cubrir. Es simple lógica, un depósito lleno pesa más, por tanto, el vehículo consume más. De cara a conseguir un ahorro en el combustible, los fabricantes recomiendan llenar el depósito entre un 50% y 70%.

 

2. Usar el combustible adecuado

La mayoría de coches premium suelen utilizar combustibles de la mejor calidad, aunque hay que tener en cuenta que la gran mayoría de ellos puede funcionar correctamente con combustibles medios, pues todos cumplen con los estándares de calidad establecidos. En cualquier caso, desde DriveOn siempre te recomendamos hacer caso al fabricante.

 

3. Mantener limpios los componentes internos

Como hemos hablado antes, los aditivos para carburantes tienen múltiples funciones, y una de ellas es la limpieza de los inyectores encargados de suministrar combustible al motor consiguiendo aumentar el rendimiento del vehículo en hasta un 30%. Existen diversos productos en el mercado que puedes explorar según tu vehículo.

 

4. Prestar atención a la velocidad

La cuestión no es ir despacio o rápido (obviamente siempre respetando las normas de seguridad vial) sino la constancia. Son precisamente los cambios de velocidad lo que más exigen al motor y, por tanto, los que más gasto de combustible generan. Siempre que puedas, haz uso de la función de velocidad de crucero para mantener una velocidad constante.

 

5. Circular en la marcha adecuada

Aunque parezca mentira, son muchos los conductores que circulan en una marcha incorrecta. Tanto una marcha demasiado alta como demasiado baja, afectan al consumo del vehículo. Haz caso a las indicaciones de tu coche, y si es antiguo y no las lleva, escucha el motor, él siempre te indicará la marcha que le hace falta.

 

6. Acostúmbrate a frenar con el motor

Parece que conducir esos últimos metros en punto muerto antes de parar el vehículo ahorra combustible, pero no, de hecho, esta práctica consume más de lo que pensamos y además desgasta antes los frenos y el embrague. Es precisamente al levantar el freno del acelerador y activar el freno del motor, cuando la entrada de gasolina se corta instantáneamente.

 

7. Vigila los neumáticos y controlarás el consumo

Los neumáticos son actores principales en el consumo de nuestro vehículo. Por supuesto, que se encuentren en buen estado, pero sobre todo, con una presión correcta, harán que el consumo de combustible sea el más eficiente. Si tienes alguna duda, haz caso siempre a las indicaciones del fabricante.

 

8. Viaja todo lo ligero que puedas

Ya sean viajes largos o trayectos cortos por ciudad, cuanto menos peso cargue el coche menos consumo realizará. Revisa tu maletero y todos los huecos de almacenamiento del vehículo y plantéate si lo que llevas es necesario para ese trayecto o no. Es una regla muy sencilla, cuando menos peso, menos dinero gastarás en combustible.

 

Pero si quieres hacer tu conducción lo más eficiente posible, la mejor opción es siempre conducir un vehículo de última generación, sea del combustible que sea. En DriveOn tenemos a tu disposición una gran variedad de vehículos de ocasión con confianza de primera y múltiples ventajas. Entra ya a nuestro buscador o ven a visitarnos a cualquiera de nuestros concesionarios en Madrid o en Sevilla.